ACERCA DEL AMOR

del amor apenas podemos decir algo.
qué podemos decir que no haya dicho
la mujer
o el hombre
o todos los poetas anteriores al siglo XIX,
o Dios mismo
o la Santa Inquisición de la Contrarreforma
o los estereotipos del invierno atorado en la garganta
o los empleados de los ministerios públicos
o los tikets que expenden los cajeros automáticos de los bancos
o mi madre enamorándose de la lluvia
o el Cristo Redentor de los milagros.
del amor apenas nos quedan unos cuestionarios
que nadie
por prudencia
se atrevió a firmar con su verdadero nombre
por eso usamos pseudónimos para hablar del amor
no vaya a ser cosa que el muy cara rota
nos venga a golpear la puerta de la casa
y uno deba salir en paños menores
oliendo a sueño y a cigarro
a las tres de la mañana
de una vida cualquiera/

TU AMOR

Yo quise el fin y había más,
yo quise mas no había fin.
Lo que yo quise encontrar estaba atrás y no aquí.
Desde las sombras no vi, las sombras y no vi luz,
No voy a llorar si nadie me acompaña,
no voy dejar ni un camino sin andar.
Aunque sea el fin del amor,
yo he visto el fin del disfraz,
yo quiero el fin del dolor,
pero no hay fin siempre hay más.
no existe sombra, no existe culpa,
no existe cruz.
No voy a esperar las ganas que yo extraño,
no voy a esperar que el destino hable por mi,
en medio de las lluvias del invierno,
no hay tiempo ni lugar,
yo sé que entenderás que amor,
para quién busca una respuesta,
es un poquito mas, que hacerte bien.
Yo tuve el fin y era más,
yo tuve más y era el fin,
yo tuve el mundo a mis pies,
y no era nada sin ti.
Cruzé la línea final por,
tu amor.
tan fuerte como lo amo,
tu amor.
Para borrar al mundo mejor.
Tu amor me enseña a vivir,
tu amor me enseña a sentir,
tu amor.
Yo tuve el fin y era más,
yo tuve más y era el fin,
yo tuve el mundo a mis pies,
y no era nada sin ti,
seremos algo con nuestro amor.

Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas. Elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos. Elige la salud, colesterol bajo y seguros dentales. Elige pagar hipotecas a interés fijo. Elige un piso piloto. Elige a tus amigos. Elige ropa deportiva y maletas a juego. Elige pagar a plazos un traje de marca en una amplia gama de putos tejidos baratos. Elige bricolaje y preguntarte quién coño eres los domingos por la mañana. Elige sentarte en el sofá a ver tele-concursos que embotan la mente y aplastan el espíritu mientras llenas tu boca de puta comida basura. Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima en un asilo miserable, siendo una carga para los niñatos egoístas y hechos polvo que has engendrado para reemplazarte. Elige tu futuro. Elige la vida.. ¿pero por qué iba yo a querer hacer algo así? Yo elegí no elegir la vida: elegí otra cosa. ¿Y las razones? No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando tienes heroína?